Image Map

lunes, 9 de abril de 2018

Mi negro pasado de Laura Esquivel



Título: Mi negro pasado Autor: Laura Esquivel
Editorial: Suma de letras Genero: Drama

Mi negro pasado es la continuación del hermoso clásico de realismo mágico: Como agua para chocolate. Considerando que ese es uno de mis libros preferidos, en cuanto me enteré de la existencia de este, supe que tenía que leerlo, porque moría, pero moría por hacerlo. Soltar es difícil chicos, pero necesario. Y esa es una lección que no solo yo debo aprender, sino también Laura Esquivel. 

El matrimonio de María culmina de forma injusta y dolorosa el día que nace su hijo y tiene piel oscura. Su marido la tilda de infiel y rechaza a su hijo, su familia le da la espalda y la acusa de adultera. Solo le queda su pequeño Horacio, pero ni siquiera el amor que le profesa es suficiente para llenar su vacío interno, ese que intenta sin descanso llenar de comida.

Cuando su madre fallece y le prohíben ingresar al funeral con su hijo, se reencuentra con su abuela Lucía, quien le revela un secreto del pasado: su abuelo era mulato, y Horacio es el primero de sus descendientes en heredar su color de piel. 

Refugiada en la casa de su abuela, María conecta con su pasado, con costumbres familiares olvidadas, abraza su herencia y sus orígenes, y comienza a buscar la paz interior que le permitirá superarse a sí misma y retomar su vida. 

Reencontrarme con la pluma de Laura, tan cruda y preciosa, tan familiar, directa y llena de... todo, fue un placer. Mantiene su toque, con menos poesía, pero sigue siendo ella. Reencontrarme con los personajes de un libro que amé, saber sus destinos, sus "después", fue muy emocionante y admito que hace un gran trabajo con la nostalgia. Leí la primera mitad de esta novela con los ojos pesados, al borde de las lágrimas de la emoción y el corazón contento. Sin embargo, por desgracia esto no prevaleció.

Este es un lindo libro, conmovedor, pero totalmente innecesario. Ni de casualidad le hace justicia a la obra maestra que es Como agua para chocolate, es una lectura pasatista, poco profunda, con muchos, muchos peros.

Tiene un ritmo excelente y un estilo narrativo muy cuidado y bonito, incluso cuando esta vez no incursiona en el realismo mágico. Es una historia cruda y dura, con su grado de emoción, y ese toque levemente perturbador que caracteriza a la pluma de la autora.

Sin embargo, la trama es algo tirada de los pelos, por no decir muy tirada de los pelos. Tiene muy poca elaboración y todo es muy abrupto, hasta da la sensación que es un primer manuscrito en bruto. Un resumen apresurado del argumento. Y las explicaciones... Ay, Laura, yo te quería. Pero qué tomadura de pelo todo esto, por favor. Qué manera de subestimar al lector.

Afortunadamente, en esta familia todos tienen una memoria muy selectiva *ojos en blanco para siempre*, así que la respuesta a muchos conflictos es un "Ay, sí, me había re olvidado de este hecho SÚPER relevante de mi pasado. Pero lo recuerdo oportunamente ahora porque la trama lo requiere, incluso cuando es totalmente imposible de que me olvide de cosas como el color de piel de mi abuelo, jeje, sorpresa, disculpa la discriminación, loca".

Me ofende un poco como lectora, especialmente viniendo de alguien que admiro.

Por otro lado, la mirada de Laura atrasa siglos, literalmente. A ver, yo puedo comprender ciertas actitudes, especialmente machistas y racistas, en un libro cuya historia acontece hace ciento cincuenta años. ¿En un libro que transcurre en el 2015? No, de ninguna manera. Sus protagonistas esta vez no son en absoluto las mujeres fuertes, independientes y luchonas que don't need no men que quiere vendernos. Para nada. (De hecho, la protagonista se la pasa debatiéndose entre su marido, el que la maltrató y rechazó a su hijo, y otro hombre. Pero por suerte marido le da un mes para decirse y que lo piense. Menos mal, ¡si no qué hacíamos!).

¿Creo que este libro es un manotazo de ahogado para seguir sacándole el jugo a una gloria pasada? Creo que este libro es un manotazo de ahogado para seguir sacándole el jugo a una gloria pasada. Totalmente.

No está 100% mal como historia romántica de cuestionable superación personal. ¿Cómo continuación de un clásico precioso? Una total decepción. 

Una pena y, la verdad, me duele. Como fan me duele. Y me molesta un poco que Tita y su PEDAZO de historia se vea involucrada en esto.

No voy a decirles que no se los recomiendo, pero sí les advierto que no esperen una historia a la altura el clásico, que disfruten de los momentos emotivos y las reflexiones bonitas (las tiene, a montones, especialmente sobre la vejez y el paso del tiempo), y hagan un poquito de yoga así no hierven de ira con algunas partes.

Emotivo pero olvidable. 

"En definitiva, somos memoria compartida, repetida, afirmada".
"María sentía que los genes dominantes son como un arcón enorme que llevamos dentro pero que desconocemos"
"El latido no tiene color. Es solo un sonido maravilloso que anuncia la vida".  

3 comentarios:

  1. No sabía que había una continuación, me lo apunto. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Meli!
    Lo había visto entre las novedades pero no sabía que era "continuación" de Como agua... Un embole que quiera robar con el clásico así y termine decepcionando. Pero a la vez me da curiosidad por las cosas buenas que mencionaste.
    Hace un tiempo creo que sacó también El diario de Tita que me parece venía con una edición de lujo.

    Que andes bien-

    ResponderEliminar

Cada vez que dejas un comentario Gato es tan feliz que casi, casi, sonríe :D
Se vale todo menos el spam y las agresiones. Me gusta devolver comentarios, no hay necesidad de dejar links. ¡Gracias por leer! :D